Antecedentes


El carácter de recurso natural esencial para la vida y cada vez más escaso del agua ha provocado, sobre todo en regiones áridas y semiáridas, la concienciación y preocupación social en la toma de decisiones para una adecuada gestión integral de los recursos hídricos, así como la consideración de aspectos relativos a la eficiencia y equidad en la asignación del agua y de las concesiones entre distintos tipos de usuarios y de regiones.

El imparable crecimiento en los índices de riesgo de desertificación de amplias zonas en el mundo y la preocupación de la sociedad por estas realidades, ha propiciado la formación de diversos grupos de investigación en el seno de la Universidad Regional sobre distintos aspectos de la problemática del agua.

Para coordinar y sistematizar los esfuerzos y trabajos que se venían realizando desde la Universidad de Castilla-La Mancha sobre las distintas cuestiones que afectan a los uso y aprovechamientos del agua, en 2001 se creó en su seno el Centro Regional de Estudios del Agua, que con carácter interdisciplinario e intercampus, para soportar e incentivar de forma coordinada, la actividad investigadora, asesora y docente sobre estos temas, procurando la más alta eficiencia y eficacia social.

El CREA, como centro universitario de investigación y desarrollo tecnológico, se estructura en seis secciones compuestas por equipos multidisciplinares que, aunque con entidad propia, colaboran estrechamente en los trabajos que se acometen desde el Centro.

Dichas secciones son:

  • Agronomía del agua
  • Economía y derecho del agua
  • Gestión de recursos hídricos
  • Humedales
  • Ingeniería hidráulica
  • Limnología aplicada e hidrobiología