+ Información S.I.A.R.


¿ Cómo se gestiona ?


El SIAR está coordinado desde el Centro Regional de Estudios del Agua (CREA) de la Universidad de Castilla-La Mancha en Albacete, bajo la dirección de la Consejería de Agricultura (JCCM), quien se encarga de marcar las directrices generales.

Tras el SIAR hay un amplio equipo científico y técnico que abarca desde los campos de la agronomía y la ingeniería agraria, hasta la hidrogeología, la electrónica, la informática, la socioeconomía o el derecho.

Junto a los anteriores están, además, seis Ingenieros Agrónomos, destinados uno en cada provincia y otro ayudando en la coordinación de las tareas en el CREA, con dedicación plena a la transmisión de la información del SIAR a los agricultores y en la realización de evaluaciones a las instalaciones de riego para conocer y solucionar los problemas detectados. Este personal de campo está coordinado por un técnico de cada una de las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Agricultura.

¿ Qué servicios presta ?


Ayuda a la programación del riego y al manejo de los cultivos.

Ayuda para optimizar el diseño y manejo de los sistemas de distribución y aplicación del agua de riego.

Ayuda para la planificación de los cultivos en un escenario de recursos disponibles limitados, mediante la utilización de modelos de ayuda a la toma de decisiones que buscan el óptimo económico dentro de una agricultura sostenible.

Ayuda para la disminución de los costes de producción mediante la optimización global de los sistemas de producción.

Potenciación de la planificación y explotación de los sistemas informáticos como herramientas de gestión y manejo, introduciendo las nuevas tecnologías de comunicaciones, control, regulación y automatización de procesos, sistemas expertos, etc. aplicados a las Comunidades de Regantes y de Usuarios en general, SAT, Cooperativas, empresas agrícolas, etc.

¿ En que zonas está implantado ?


El SIAR se está implantando en zonas regables representativas de las diferentes provincias, para que sirvan de punto de referencia y consigan el efecto demostración deseado. Estas zonas piloto son:

Albacete


  • Regadíos de Hellín y Tobarra.
  • Regadíos de Ontur, Albatana y Fuente-Alamo.
  • Zona regable Caudete.
  • Zona regable Almansa.

Ciudad Real


  • Zona regable de Tomelloso, Alcázar de San Juan y Argamasilla de Alba.
  • Zona regable de Manzanares.
  • Zona regable de Daimiel.
  • Zona regable de El Vicario.
  • Zona regable de Torre de Abraham.

Cuenca


  • Zonas regables de Villalvilla, Júcar y Mariana.
  • Casas de Fernando Alonso y San Clemente.
  • Zona regable El Picazo.
  • Zona regable de Manchuela-Centro.
  • Zona regable del entorno Villaconejos de Trabaque y Priego.

Guadalajara


  • Regadíos del Bornova.
  • Zona regable del Henares.

Toledo

  • Regadíos de Malpica, Talavera de la Reina, Cebolla y Vegas de Pueblanueva.
  • Zona regable La Rinconada.
  • Zona regable del entorno de los Navalmorales.
  • Zona regable del entorno de Alcolea del Tajo.
  • Zona regable del entorno de Villarrubia de Santiago.
  • Zona regable del entorno de Mora.
  • Zona regable del entorno de La Puebla de Almoradiel-Corral de Almaguer.

¿ Qué cultivos se asesoran ?


El SIAR asesora sobre los cultivos más importantes en cada una de las zonas de actuación, con especial atención al viñedo y olivar, además de otras especies leñosas, como el almendro o albaricoquero (muy extendido en la zona piloto de la provincia de Albacete), cultivos hortícolas (melón, ajo, cebolla, pimiento, etc.) y otros cultivos herbáceos (maíz, remolacha azucarera, cebada, trigo, girasol, guisante, colza, algunos forrajes, etc.), así como al desarrollo de los cultivos protegidos (invernaderos) y a la agricultura biológica.

¿ Qué información suministra ?


El nivel elemental, o información generalizada: proporcionar únicamente la evapotranspiración del cultivo.

Segundo nivel: para aquellos agricultores que miden la lluvia caída en su explotación y mediante la estimación de su fracción efectiva (Pe), se ofrece al agricultor la posibilidad de llevar a cabo la programación de riegos para sus cultivos de forma personalizada.

Tercer nivel: determinar la lámina bruta a aplicar en función de la programación de riegos propuesta; para ello, se tiene que estimar la eficiencia del sistema de riego y conocer su pluviosidad media para saber el tiempo de funcionamiento necesario para aplicar la dosis de riego requerida. La uniformidad y eficiencia de riego son diferentes en cada riego en función de las condiciones climáticas y de trabajo de la instalación en que se desarrolle. Por ello, la evaluación del sistema debe hacerse en unas condiciones representativas de su funcionamiento normal.

¿ Qué medios utiliza para su difusión ?


Internet, donde, además de las recomendaciones de riego, se puede consultar la información general de carácter científico y técnico de forma más amplia y precisa sobre el SIAR, actualizada periodicamente (Consejería de Agricultura (JCCM), Centro Regional de Estudios del Agua (CREA)).

Visitas periódicas a las explotaciones piloto.

"Boletines de difusión" enviados por fax a las asociaciones de regantes (CCRR, SAT, etc.) que lo deseen.

Charlas en las zonas regables piloto y visitas a otras explotaciones y zonas regables próximas.

Consulta en las propias oficinas de la zona piloto, en las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Agricultura y en la sede del CREA (Albacete).