Cálculo de la evaporación del cultivo


Parámetro calculado de forma empírica según metodología FAO:




Evapotranspiración del cultivo (ETc)

Cantidad de agua que un cultivo puede evaporar cuando se encuentra en buenas condiciones de alimentación hídrica y con el suelo próximo a capacidad de campo.

En el caso de riego localizado habría que multiplicar la ETc por un coeficiente de localización (K1) que depende del porcentaje del suelo sombreado por el cultivo.

ETo: Evapotranspiración de referencia (ver metodología).


Coeficiente del cultivo (Kc)

Coeficiente que depende del cultivo para la estimación de sus necesidades máximas.

Su determinación se realiza experimentalmente mediante mediciones con lisímetros, según el balance hídrico o por métodos micrometeorológicos.

En un mismo cultivo, puede variar tanto en el espacio (zona cultivada) como en el tiempo (fechas en la que se realiza el cultivo); así como en los diferentes ciclos de cultivo (distintas variedades comerciales) y en el ritmo de las etapas de desarrollo necesarias para completar su ciclo agronómico.

Para un ajuste preciso es necesario contrastarla de forma periódica, mediante observación en campo, con la evolución del cultivo.

K1: Coeficiente de localización.


Basado en la fracción de área sombreada por el cultivo (A):

D = Diámetro aéreo de la planta, en m.

a = Separación entre plantas consecutivas en una misma fila, en m.

b = Separación entre filas de plantas, en m.

a x b = Marco de plantación, en m2.


Cuantificado por diversos autores en función de A:

  • K1= 1,34 A (Aljíburi)

  • K1= 0,1 + A (Decroix)

  • K1= A + 0,5 (1 - A) (Hoare et Al.)

  • K1= A + 0,15 (1 - A) (Keller)

Por las diferencias entre los valores propuestos por estos autores, K1 se estimará cogiendo la media de los valores medios (eliminando los extremos).

En los cultivos con riego localizado donde A3 85% (lechuga, tomate, cebollas, etc.), al tener que mojar todo el suelo, no se aplicará este coeficiente de localización.